Los mejores cuerpos

Publicado en por yohana-sagacrepusculo.over-blog.es

 

Toda mujer quisiera tener a su lado un hombre cariñoso, divertido, guapo, sincero y además que tenga grandes muslos, fuertes brazos y los cuadros del abdomen bien marcados

http://4.bp.blogspot.com/_3C1zHTPdqrQ/SuiGIovvlgI/AAAAAAAAEJk/3UZQEA5KvEU/s400/Sin+t%C3%ADtulo-2.jpg

Toda mujer quisiera tener a su lado un hombre cariñoso, divertido, guapo, sincero y además que tenga grandes muslos, fuertes brazos y los cuadros del abdomen bien marcados.

Y porque definitivamente no puede existir mejor lavadero para una mujer que el que poseen los caballeros, a personalidades del ámbito artístico y deportivo como Edward Norton, Hugh Jackman, Paul Walker, Vin Diesel, Matthew McConaughey, Cristiano Ronaldo, David Beckham, Chris Evans, Taylor Lautner y 50 Cent no les importa tener que pasar horas en el gym con tal de conseguir un cuerpo envidiable.

Bíceps ilusionistas

 

Edward Norton siempre ha sido de complexión delgada, pero para su protagónico en Historia Americana X tuvo que entrarle duro al gimnasio, pues los productores le exigieron aumentar los músculos para su papel de nazi.

Desde entonces, se enamoró de su figura de chico fuerte y ahora dedica todos los días tres horas a su acondicionamiento físico, que consiste en levantar pesas con brazos y piernas; además de hacer cerca de 500 abdominales y lumbares para trabajar los oblícuos, esas líneas que enmarcan la pelvis, que todas agradecemos ver cada vez que hace un semidesnudo en escena.

El actor de El Ilusionista completa su rutina con una dieta rica en proteínas -su menú incluye carnes rojas, bacalao, leche, lentejas, garbanzos, atún y claras de huevo por las mañanas-, que le ayudan a conseguir masa muscular.

Fuerza de licántropo

Hugh Jackman y Taylor Lautner no sólo tienen en común su galanura y que han interpertado a dos de los lobos más famosos de la pantalla grande en X-Men Origins: Wolverine y Twilight, respectivamente; sino también entran en la lista de los mejores cuerpos de Hollywood.

Para conseguir esa perfecta anatomía que luce a sus 41 años, Jackman hace siete comidas al día ricas en proteínas y té de menta. En la madrugada come cuatro claras de huevo. Luego, cada tres horas, una combinación de proteínas o vegetales al vapor y arroz integral. Después del mediodía, sólo verduras y carne o pescado, nada de carbohidratos.

Y su rutina se divide en cuatro rubros: pecho y tríceps, piernas, espalda y bíceps y hombros y abdominales. En cada sesión hace series de cuatro levantamientos de pesas, descansando dos minutos entre cada una, y termina con un poco de ejercicio cardiovascular.

Por su parte, Lautner, de 18 años, tiene un abdomen bien trabajado que ha logrado gracias al rudo entrenamiento que le impuso Jordan Yuam. El actor lleva una dieta de seis comidas diarias altas en proteínas y con carbohidratos controlados, dejando un lapso de dos horas entre cada una, para conseguir una buena digestión. Según su entrenador, este régimen alimenticio garantiza el 85% del éxito para tener un cuerpo de 10.

Sus sesiones de entrenamiento con duración de dos horas cada una, las realiza de lunes a viernes, las cuales combina con clases de yoga y kick boxing.

Abdomen de furia

Otros bombones que compartieron créditos en la serie cinematográfica Fast and Furious (Rápido y furioso) son Paul Walker y Vin Diesel y si algo dejaron claro a los espectadores es que sus cuerpos no nada más lucen excelentes, también son fuertes para soportar lo que sea.

Espectacular es la palabra que definiría perfecto la anatomía de Vin, él sí que se pasó de músculos, pues su figura es muy parecida a la de los fisicoculturistas.

Debido a su volumen corporal, muchos expertos en entrenamiento físico han declarado que el actor se inyecta anabólicos y esteroides, pues aunque pasara 24 horas cargando pesas de 100 kilogramos no lograría tener ese cuerpo.

Cuando se le pregunta sobre el tema evade a los reporteros, pero igual le agradecemos los buenos resultados.

Paul Walker fue nombrado por la revista People una de las personas más hermosas del mundo en 2001. Bien merecida tiene esta mención que consiguió gracias a su imponente estatura de 1.98 metros y su marcado abdomen.

A este galán le encanta practicar deportes extremos y como es de complexión delgada, no se preocupa por las calorías que consume diariamente.

En sus ratos libres asiste a clases de karate y surfea; también tiene que nadar por lo menos cada tercer día para tener buen ánimo y cada que lo hace aprovecha para dorar su piel, que se vuelve un plus en su apariencia.

Figuras pamboleras

Los futbolistas Cristiano Ronaldo y David Beckham se han vuelto esclavos del ejercicio no sólo por tener la mejor condición en la cancha, sino por vanidad. Ambos son metrosexuales y de tanto que cuidan su imagen ya hasta parecen muñecos de aparador.

Han sido inteligentes y le han sacado provecho a sus estilizadas figuras, pues marcas de ropa interior y de perfumería los han elegido como imagen principal para sus campañas publicitarias.

También ambos comparten su gusto por los tatuajes en zonas eróticas que a unas mujeres disgutan, pero que a otras les parecen súper sexys.

Torsos de modelo

Una de las razones por las que Matthew McConaughey está radiante es porque adora su entrenamiento físico, el cual, aseguró en alguna entrevista, no podría ser sustituido por ninguna mujer.

El actor es un deportista empedernido y hacer ejercicio es parte de su estilo de vida. Corre, nada, anda en bicicleta -junto con su amigo Lance Armstrong-, incluso es seguidor de disciplinas como yoga y tai chi; así que ese cuerpazo es el resultado de mucho trabajo.

Desde el colegio, Chris Evans era un chico popular, con montones de amigos y una ajetreada vida social. Y cómo no si mide 1.84 metros y posee un cuerpo trabajado, que lo convierte en blanco de todas las miradas.

Chris se ha ganado rápidamente una legión leal de fans, debido a su físico y a su personalidad afable.

Y por último tenemos a un bombón de chocolate, el cantante conocido como 50 Cent. Además de su gran voz, este rapero tiene los mejores músculos de Nueva York, ciudad que lo vio nacer.

Curtis James Jackson III, como se llama realmente, era obeso y creció traumado por las burlas hasta que decidió que quería tener fama y para conseguirlo debía verse bien físicamente, así que se obsesionó con su figura. Actualmente tuvo que bajar más de 15 kilos para una película y perdió todo su atractivo.

 fuente: eluniversal

vía: Diario Twilight

Etiquetado en NOTICIAS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post